EL CAMBIO – GESTION DE PROYECTOS (parte 2)

el cambio
“Cada vez que desees sinceramente un cambio, lo primero que debes hacer es elevar tus estándares”. Tony Robbins

(Continuación del artículo anterior). Es necesario el cambio, cuando se requiere cambiar.  Cambiar para adelantarnos a las necesidades y las oportunidades para que no nos sorprendan, para alcanzar nuevos estándares.

El cambio abrupto

La norma ISO 9001:2015 propone que una organización siempre mejore, indicando que “la organización debe determinar y seleccionar las oportunidades de mejora e implementar cualquier acción necesaria para cumplir los requisitos del cliente y aumentar la satisfacción del cliente”.

También anota: “los ejemplos de mejora pueden incluir corrección, acción correctiva, mejora continua, cambio abrupto, innovación y reorganización”. 

En esta declaración se puede identificar diferentes formas de mejorar.  El cambio abrupto “kaikaku” es una de ellas.  Se define abrupto como “áspero, violento” (Diccionario RAL).  

Esta modalidad generalmente requiere grandes esfuerzos, mucha incertidumbre y el uso de gran cantidad de recursos. 

La gestión de los proyectos es la disciplina que corresponde aplicar para cambios abruptos, debido a que generalmente este tipo de cambio reviste un determinado grado de complejidad y riesgo, alta velocidad, alta carga de incertidumbre y requiere la compleja interacción con personas y entidades relacionadas a la problemática que se desea atender, a diferencia de la gestión de procesos que se basa en la mejora continua.

A diferencia de la mejora continua, se busca alcanzar resultados radicalmente diferentes al estatus actual, a gran velocidad y usando montos de dinero por lo general elevados.

De hecho, recomiendo intercalar la modalidad de proyectos con la de procesos para alcanzar objetivos de largo plazo.  No es posible sostener un proceso de cambio a abrupto por demasiado tiempo debido a que se producirá el agotamiento.  Conviene intercalar los proyectos con etapas de mejora continua.

Disposición para el cambio

Es muy conocida la resistencia que naturalmente presenta una parte de las personas relacionadas al proceso de cambio que se desea implementar, la misma que es un obstáculo mayor cuando ellas se aferran a sus conocimientos y experiencias y se niegan a seguir aprendiendo, lo cual obstaculiza que sean efectivos en los cambios y mejoras necesarias.

Entonces los principios, metodologías y técnicas que se intente aplicar para lograr el cambio dejan de tener real efecto.  Se requiere de la disposición de las personas involucradas.

este contenido es la continuación del artículo EL CAMBIO (parte 1) entregado la semana pasada

 

¿Necesita mejorar la  gestión de proyectos en su organización?

Conozca más sobre la gestión de proyectos o agende una reunión para conocer las necesidades específicas de su organización y presentarle nuestro Programa FORTALEZCA SUS PROYECTOS CON PM4R-BID mediante el cual conseguirá cumplir sus objetivos, entregará los resultados en los plazos y costos establecidos y mejorará el retorno de sus inversiones.

Por favor deje su comentario