NORMA ISO 9001 (parte 2)

Norma ISO 9001
“Sólo un hábito puede dominar otro hábito”. Og Mandino

(Continuación del artículo anterior). La norma ISO 9001 es un conjunto de recomendaciones para que una organización adopte buenos hábitos para una gestión de calidad exitosa.

Implementar y certificarse

Implementar un sistema de gestión de calidad bajo la norma ISO 9001:2015 significa sistematizar los procesos, controles y resultados de manera que los clientes o usuarios reciban siempre los productos y servicios acordes con sus expectativas, independientemente de las personas que realizan el trabajo, aplicando requisitos genéricos y aceptados a nivel internacional.

Obtener la certificación ISO 9001 significa contar con una prueba firme y confiable de que la organización ha implementado y mantiene este sistema de gestión adecuadamente y por tanto los clientes pueden confiar en que los productos y servicios que adquieran cumplirán siempre sus necesidades y requisitos. 

Considero que implementar un sistema de gestión de calidad no es conveniente para todos.  Lo recomiendo para las organizaciones que han superado la etapa inicial de emprendimiento y en la cual su personal cuenta con cultura de calidad al menos en forma básica.

Una organización que apenas inicia, o que está totalmente desordenada o que se desenvuelve en base a la coyuntura tal como un cliente único o un proyecto especial, tendrá muchas dificultades en certificarse.  Y si alcanza la certificación, podría tener muchas dificultades para mantenerla en el tiempo.

Propósito de implementar un sistema de gestión de calidad ISO 9001

La norma ISO 9001:2015 indica que el propósito de implementar el sistema de gestión ISO 9001 es:  “Tener la capacidad para proporcionar regularmente productos y servicios que satisfagan los requisitos del cliente y los legales y reglamentarios aplicables y aumenten la satisfacción del cliente”.

¿Cómo se adquiere esta capacidad? “mediante la aplicación eficaz del sistema de gestión incluidos los procesos para la mejora del sistema y el aseguramiento de la conformidad con los requisitos del cliente y los legales y reglamentarios aplicables”

Por tanto, la motivación adecuada no es obtener la certificación per-se sino adquirir estas capacidades mediante el ordenamiento de sus procesos y el mejoramiento de su desempeño bajo requisitos genéricos y universales, con el fin de satisfacer a sus clientes y aún aumentar su satisfacción.

Sin embargo se debe tener el cuidado de establecer e implantar el sistema ISO 9001 de la forma adecuada. Esto significa que el sistema se debe adaptar a la empresa y no la empresa al sistema.  

He visto demasiados sistemas ISO 9001 estructurados e implantados en base a los capítulos de la norma ISO 9001 lo cual lo considero un gran error.  Estos sistemas no resulta muy útiles aun cuando la empresa esté certificada. 

La estructura de un sistema de calidad ISO 9001 debería basarse en sus procesos y sus productos y servicios, alineados con los intereses de sus clientes, cumpliendo por supuesto todos los requisitos de la norma la cual debe ser correctamente interpretada en el ámbito y realidad de la organización.


¿Necesita implementar un Sistema de gestión de calidad ISO 9001 en su organización?

Conozca más sobre la gestión de calidad ISO 9001 y  agende una reunión para conversar sobre las necesidades específicas de su organización y presentarle nuestro programa #SomosISO 9001 mediante el cual conseguirá certificar su organización, mejorando la satisfacción de sus clientes y aumentando su rentabilidad.

Por favor deje su comentario