GESTION DE RIESGOS Y OPORTUNIDADES EN ISO 9001

“Protegerse de los riesgos es esencial. Pero de los de verdad.” Nassim Nicholas Taleb

La gestión de los riesgos y oportunidades de calidad es fundamental en la planificación de un sistema de gestión de calidad, junto con el contexto y las partes interesadas.

Determinación de riesgos y oportunidades.

La norma ISO 9001 indica que se deben determinar dichos riesgos y oportunidades con el fin de darles tratamiento para que el sistema de calidad “logre los resultados previstos además de aumentar los efectos deseables, reducir o prevenir los efectos no deseados y lograr la mejora continua” (6.1.1)

La norma vincula el contexto y las partes interesadas y sus intereses, con la determinación riesgos y oportunidades en una forma no muy clara, sin embargo recomiendo identificar y generar los riesgos y oportunidades a partir del contexto, las partes interesadas y del sistema de procesos (4.4)

Acciones para abordar riesgos y oportunidades

Una vez identificados los riesgos de calidad así como las oportunidades para mejorar la calidad que pudieran existir, deben ser determinadas las acciones necesarias para:

  • mitigar o eliminar los riesgos existentes
  • aprovechar las oportunidades de mejora existentes

Debido a que estas acciones deben ser “proporcionales a su impacto potencial” (6.1.2) recomiendo que los riesgos y oportunidades sean previamente evaluados y priorizados con el fin de asegurarse de tomar acciones firmes y potentes ante riesgos de nivel alto y para aprovechar así mismo oportunidades importantes.

Las acciones para gestionar riegos y oportunidades corresponden a aquellas denominadas preventivas en versiones previas de ISO 9001.  En estas versiones se incluía las acciones preventivas que contrastaban con las acciones correctivas.

Se entendía por acciones preventivas aquellas necesarias para eliminar las causas de no conformidades potenciales, o sea, no conformidades que no han sucedido pero que podrían suceder.

La gestión de riesgos y oportunidades de calidad reemplaza a las acciones preventivas y se  constituye en un elemento fundamental de la planificación de la gestión de calidad.

La norma también demanda que estas acciones sean integradas al sistema de gestión de calidad y que la eficacia de estas acciones sea evaluada.

Considero fundamental que se realice esta integración en cualquiera de los instrumentos de gestión del sistema tales como los procesos, controles, política, objetivos etc., de manera que se asegure que tales acciones se conviertan en el hábito de la organización independientemente de las personas que participen en ellos.

Debido a que la eficacia de las acciones debe ser evaluada, se podrá conocer oportunamente si tales acciones han dado resultado o no, se podrá también oportunamente modificar dichas acciones para que los riesgos sean mitigados o eliminados y las oportunidades sean aprovechadas y potenciadas.

¿Necesita implementar un Sistema de gestión de calidad ISO 9001 en su organización?

Conozca más sobre la gestión de calidad ISO 9001 y  agende una reunión para conversar sobre las necesidades específicas de su organización y presentarle nuestro programa #SomosISO 9001 mediante el cual conseguirá certificar su organización, mejorando la satisfacción de sus clientes y aumentando su rentabilidad.

A %d blogueros les gusta esto: