EL ANTISOBORNO EN ISO 37001

el antisoborno
“Si el vaso no está limpio, lo que en él derrames se corromperá”. Horacio

El antisoborno cómo práctica interna de las organizaciones, las protege de graves pérdidas económicas y no económicas casi invisibles.

¿Qué es el antisoborno?

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española no contiene ninguna definición para el término antisoborno.  Pero define el soborno como: “Dar dinero o regalos a alguien para conseguir algo de forma ilícita”.

El soborno es una forma de corrupción la cual es definida por la RAE como: “Alterar y trastrocar la forma de algo”

Entonces, si consideramos el antisoborno como el opuesto o el antónimo de soborno, podríamos entender el antisoborno como: rehusar dar dinero o regalos a alguien para conseguir algo de forma ilícita, con el fin evitar alterar la forma correcta de hacer algo.

La corrupción.

Se trata de una desviación del comportamiento aceptable de quienes han sido asignados para cuidar lo que es propiedad de todos.  Un abuso de confianza.

Es la naturaleza humana que tiende al abuso cuando le es posible para su beneficio.  En general la virtud del hombre no se sostiene fácilmente cuando tiene todas las posibilidades de usar injustamente lo que no le pertenece.  

En realidad la corrupción no existe. Lo que realmente existe es un descontrol, una planificada falta de planificación.  Un seguimiento que no sigue a quien debe seguir y una intencionada falta de aprendizaje de la experiencia.

¿Quién se perjudica con el soborno?

Cada vez que se realiza un soborno, la mayoría de los actores de la sociedad y de las organizaciones sufren pérdidas en mayor o menor medida:

  • Las empresas contratistas, al sacrificar parte de sus utilidades.
  • Las empresas contratistas, al perder prestigio y credibilidad.
  • Los accionistas de las empresas contratistas, al reducir los retornos de sus inversiones.
  • Las empresas privadas e instituciones públicas contratantes y sus directivos, al perder imagen y la confianza de la comunidad.
  • Muchas empresas contratistas, al quedar fuera de la competencia.
  • Los clientes, al consumir productos y servicios de calidad inferior a la esperada.
  • La comunidad, al pagar en exceso el costo de obras y servicios públicos través de los impuestos o la inflación. 
  • Los funcionarios y empleados, al desmotivarse ante las ganancias injustas de otros.

Solo ganan los participantes en los sobornos, quien da y quién recibe, quien ofrece y quién acepta, quien evade los controles y quien lo permite.

 

¿Necesita implementar un Sistema de gestión antisoborno ISO 37001 en su organización?

Conozca más sobre la gestión antisoborno ISO 37001 y  agende una reunión para conversar sobre las necesidades específicas de su organización y presentarle nuestro programa SomosISO37001 mediante el cual conseguirá certificar su organización, demostrando transparencia y equidad, y protegiéndola contra el soborno.

Por favor deje su comentario