NORMA ISO 9001

norma ISO 9001
“Sólo un hábito puede dominar otro hábito”. Og Mandino

La norma ISO 9001 es un conjunto de recomendaciones para que una organización adopte buenos hábitos para una gestión de calidad exitosa.

Buenos hábitos

ISO 9001 es al momento una excelente opción para las empresas e instituciones que desean ordenarse y mejorar a base de un modelo de negocios con reconocimiento internacional.  

El modelo ISO 9001 no es el único existente ni necesariamente el mejor, pero ha madurado mucho y tiene la ventaja de estar estructurado de acuerdo con la filosofía de la calidad y la mejora continua PHVA (planear-hacer-verficar-actuar).   

La norma ISO 9001, si es adecuadamente adoptada y aprovechada, es un instrumento muy útil y actual para facilitar el camino a la efectiva mejora de las organizaciones.  Resalto algunas de sus virtudes:

  • reconoce la gestión de los riesgos como elemento estratégico para garantizar la calidad
  • considera el entorno como factor influyente en la eficacia empresarial y reconoce  la satisfacción de las necesidades del cliente y de los demás involucrados (stakeholders) tales como accionistas, proveedores y empleados como fundamentos de la sustentabilidad de la organización.  
  • requiere que se determine y seleccione las oportunidades de mejora e implemente acciones para cumplir los requisitos del cliente y aumentar su satisfacción.
  • demanda que se evalúen regularmente e implementen los cambios que sean necesarios en los procesos internos
  • requiere que todo cambio sea planeado y sistemático, tomando medidas para mitigar efectos  de cambios no previstos y que se hagan los cambios necesarios al sistema cuando existan fallas.
  • Exige la medición de la satisfacción del cliente, la mejora continua y muchos otros aspectos clave. 

Dudas sobre ISO 9001

Existe cierto desprestigio de la norma ISO 9001.  Se escucha que certificarse no asegura más ventas ni mayores utilidades y que genera exceso de documentos e incrementa las obligaciones de los empleados, so pena de no lograr certificarse o perder dicha certificación.  

Esto no es totalmente falso.  Muchas organizaciones se han visto en la necesidad de aceptar una mayor “carga burocrática” con tal de poder exhibir el certificado de calidad ISO 9001 ante sus clientes y sin percibir mejoras concretas y visibles.

Considero que esto ha sucedido por dos razones: Por un lado, las normas ISO fueron diseñadas principalmente por expertos de origen anglosajón de acuerdo a su cultura occidental, basada en la documentación del DEBER SER previo a su ejecución.

En segundo lugar, por la deficiente implementación de muchos sistemas de gestión de calidad realizada o facilitada consultores y formadores débilmente preparados.

Esto ha mejorado sustancialmente con la última versión del 2015 la cual, si se aplica adecuadamente, reduce notablemente el uso de la documentación y promueve una gestión del cambio en forma dinámica e innovadora.


¿Necesita implementar un Sistema de gestión de calidad ISO 9001 en su organización?

Conozca más sobre la gestión de calidad ISO 9001 y  agende una reunión para conversar sobre las necesidades específicas de su organización y presentarle nuestro programa #SomosISO 9001 mediante el cual conseguirá certificar su organización, mejorando la satisfacción de sus clientes y aumentando su rentabilidad.

Por favor deje su comentario